Grandes cantantes del rock mexicano, ¿los conoces?

Muchos piensan que en México no hay grandes vocalistas, es más, unos van más allá y consideran que si algo adolece la escena rockera es de buenos cantantes.

Por supuesto que calibrar una calidad vocal también va de la mano con el gusto particular. La siguiente lista es sólo un ejemplo de los grandes cantantes que hay y hubo dentro del rock mexicano. Algunos opinarán que deberían de estar varios más, pero lo que no se puede objetar es que los mencionados son simplemente impresionantes.

Ojalá que para el lector sea tan entretenido como lo fue para quien esto escribe, el redescubrir a este grupo de 15 cantantes (y un bonus rolus), ordenados de forma cronológica. He aquí la lista de lo que podría ser el álbum de los 55 años de cantantes de rock mexicano.

Toño de la Villa. El primer rock original hecho en México fue Tus Ojos, del maestro Rafael Acosta, sin duda el éxito de ese tema se debió en gran medida a la magnífica interpretación de Toño, ambos pertenecientes a Los Locos del Ritmo; Toño también ejecutó otro himno rocanrolero, Yo no soy un rebelde. Muy joven murió, a los 21 años de edad.

Pájaro Alberto. Voz del legendario grupo tijuanense Love Army. Estaban anunciados para tocar en Avándaro, pero por una falla automovilística no pudieron llegar. Al separarse, El Pájaro formó a Sacrosaurio. La voz de Alberto Isordia es super setentera, se inmortalizó con la que puede ser la mejor rola del rock mexicano, Caminata Cerebral.

Kiko Rodríguez. La voz de Bandido. Francisco Kiko Rodríguez bien pudo cantar con Chicago o Sangre, Sudor y Lágrimas. Sin duda, Bandido es una de las más grandes bandas que hemos tenido, aunque sólo grabaron un disco, hay testimonio de la calidad de sus músicos. Tocaron en Avándaro. Kiko grabó junto a Besty Pecanisn en la banda sonora de Cilantro y Perejil.

Piro Pendas: Ritmo Peligroso es todavía (actualmente toca esporádicamente) una gran banda. Piro mantiene gran calidad en la voz y mucha energía en sus interpretaciones. A diferencia de otros buenos cantantes, tiene carisma y es de los pocos cantantes que hilvanó muy bien el sabor latino con el rock.

Héctor Ortiz: A Héctor muchos lo han oído con sus espectáculos de imitación de Elvis, Morrison, Bee Gees. Cantó y rejuveneció un rato a Los Locos del Ritmo. Pero el formó parte de una de las grandes bandas mexicanas, Zig Zag. De hecho, los Zig Zag eran los únicos que se daban el lujo de cantar rolas de Queen a un nivel perfecto. Con esta banda Héctor participó en los musicales de rock de Julissa, allá en los años 70.

Mario Rivas: Fue cantante de una de las bandas más importantes del rock mexicano, MCC (Música y Contracultura). Entre sus filas estaban músicos de primer nivel, como Enrique Quezadas y Jorge Velasco. Falleció hace 21 años, víctima del VIH-SIDA. Compositor, cantante, actor, activista del movimiento de liberación homosexual. Para muchos, el más grande cantante de rock mexicano.

Arturo Huízar: El heavy metal azteca tuvo su gran exponente, Luzbel, una gran banda comandada por muy buenos músicos, Greñas en la guitarra, Morante al bajo y Sergio (después entró un músico con más punch y técnica, Alejandro Vázquez) en la batería. Arturo no sólo es un gran cantante, sino un poeta con tintes de sacerdote lujurioso. Aún continúa con su grupo, pero sin duda su mejor trabajo está en ese primer epé debut de mediados de los años 80, Metal Caído del Cielo.

Sergio Silva: Kerigma fue una buena banda, Sergio se distinguió por darle un sello al grupo. Las grabaciones eran buenas, pero en vivo Sergio siempre se escuchó mucho mejor, fue una gran influencia para su generación, Kerygma prácticamente ya no existe, pero cuando alguna vez se juntan, Sergio muestra que mantiene el buen nivel. Ahora su hijo es el que anda por allí ya grabando discos.

José Cruz: Si Real de Catorce es piedra angular del blues mexicano, mucho se debe al papel de José, que es poeta, letrista, músico y compositor. Lamentablemente la ruptura de Real de Catorce fue triste. José cruza una lucha permanente contra la esclerosis múltiple, recién editó un disco como solista y un libro de poemas. El blues en México tiene gran presencia y José Cruz nos ha mostrado que él mismo es una fortaleza.

José Fors: Mask, Cuca, Forseps y Dr. Frankenstein son las proteínas que le ha dado al rock este ente, un pintor que goza al encerrarse horas frente a un lienzo y su paleta de colores, pero que sus seguidores lo admiramos más cuando está sobre un escenario. Al igual que Piro, nació en Cuba. El tono grave de su voz es un motor andando que mueve carrocerías enteras en cada una de sus actuaciones.

Salvador Moreno: Voz y el letrista de La Castañeda. Chava mostró su calidad desde La Caja y su máximo desarrollo lo ha tenido en La Casta. Ahora tiene también un grupo alterno nombrado Salvador y Los Eones, en el que interpreta algo de bolero oscuro. Chava es de los pocos que coverea a Javier Solís y resulta ileso. Su maestra de canto (ah, porque deben saber que los buenos cantantes siempre están estudiando), Ana de Alba, me comentó que actualmente Chava está cantando mucho mejor que nunca. Ni duda cabe.

Ugo Rodríguez: Ugo ha pasado por varias bandas, pero la más conocida fue Azul Violeta. Es increíble el color de su voz, excita y viaja, pocos tienen ese dominio. Recién editó un disco muy bueno con su otra banda, Yoyo Breakers. Es el Dr. Frankenstein de la ópera rock que montó Fors, allí está cantando de forma diferente y nos muestra que sus alcances son todavía aún mayores, enhorabuena.

Chava: Vocalista de Coda. Un lujo dentro del hard rock. Recuerdo que levantó muchos comentarios en contra cuando dijo que admiraba la voz de Luis Miguel. Traición dijeron algunos, sobre todo rockeros de hueso colorado. Chava grabó también en el disco de Megatón, cuando se salió su vocalista, invitaron a Chava y en unas cuantas horas ensayó con la banda y grabó un muy buen disco. Quizá si no tuvieran tanta miel las letras de Coda, su calidad vocal sería más reconocida.

Carlos Valdés. Consumatum Est es de esas bandas que duele su ausencia, cada uno de sus músicos es un baluarte, lamentablemente el grupo tocaba muy pocas veces, el colmo fue que desaparecieron. Carlos figuró desde un principio por su canto, voz que aún conserva, prueba de ello fue su actuación en el Vive Latino 09. Ojalá que regrese ya la banda y ocupe el lugar que merece. Por cierto, el buen Carlos es hijo de uno de los más locos comediantes de México.

Vómitos: Exxecutor, Corrupter, Disidente Agresor. Alfonso es uno de los más grandes cantantes que ha dado la escena metalera subterránea. Sus guturaciones son inmejorables, entre él y el Thrash Pimentel, voz de Transmetal y Leprossy, incendiaban los foros. ¡Lástima!, el Vómitos ya no continúo y dejó un gran hueco en esta música extrema.

Juan Son: Es quizá una de las más gratas sorpresas de los últimos años, su timbre especial de voz es su primera cualidad. En Porter despuntó rápidamente, después inició su carrera de solista. Esta medio loco, pues en pleno proceso de promoción de su disco, paró para entrar de nuevo al estudio, un lugar que disfruta más que los conciertos.

Hasta aquí los 16 enlistados.  En los que también podrían estar sin problemas el Popotitos de Enrique Guzmán (que Charly García y Miguel Ríos han reconocido como una gran influencia, además de que grabó con Nahuatl), las voces de Crista Gally, Ágora, Saúl Hernández, Kazz, Cala, Johnny Laboriel, Manolo Muñoz, Ricardo Lassala, de Ansia y El Clan; Edson, La Concepción de la Luna; la voz de Insignia, de Las Bailarinas, de Axis…

¿Cuál crees que debe estar también en la lista?

Cargando...

YAHOO MUSICA EN FACEBOOK