Darle alma a “Superman” fue el principal reto para Henry Cavill

(Material con apoyo fotográfico y video)

* El actor visita México para promocionar el filme dirigido por Zack Snyder y producido por Christopher Nolan

Por Nancy Mora Nieto

México, 9 Jun. (Notimex).- Darle alma a “Superman”, de tal manera que el público lo vea como un superhéroe fuerte, pero al mismo tiempo que se viera real y vulnerable, fue el principal reto para el actor británico Henry Cavill al protagonizar “El Hombre de Acero”, filme que tendrá su estreno mundial el 14 de junio próximo.

“Mi interés era lograr que el alma de ´Superman´ que sale en los comics se viera reflejado en esta película, porque creo que es algo que no se había logrado hasta ahora”, aseguró el actor en entrevista con Notimex, durante su visita a México para promocionar el filme dirigido por Zack Snyder y producido por Christopher Nolan.

Otro de los retos de esta nueva entrega sobre “Superman”, explicó, fue convertirlo en un superhéroe universal, “porque en la actualidad el mundo es mucho más pequeño debido a la tecnología y él sabe que es un extraterrestre y se pregunta cómo va a reaccionar la gente, no sólo en el país donde le tocó vivir, sino en el mundo entero”.

Señaló que si bien es cierto que “Superman” nació como un héroe estadunidense, por la naturaleza del lugar y la época en que fue creado, “de acuerdo a los tiempos actuales, se necesita de un héroe universal y él lo es, porque no sólo defiende un lugar determinado, su misión es salvar al mundo”.

Para poder encarnar al superhéroe, Cavill tuvo que someterse a una intensa preparación física, por lo menos cinco meses antes de iniciar el rodaje de la película y durante los seis meses de filmación, aseguró Cavill, quien todas las mañanas debía entrenarse antes de ir al set”.

Además de las cinco mil calorías diarias que debía consumir para aumentar su masa muscular, el actor tuvo que tomar un curso para entrenar cada uno de los movimientos que requerían las batallas en el filme, así como sesiones de cardio y fisicoculturismo.

“La película incluye escenas complicadas, que requieren mucho esfuerzo físico, y si o no estaba lo suficientemente entrenado no las hubiera podido realizar, además está la cuestión visual, tuvimos que trabajar mucho en cada uno de los aspectos físicos del personaje”, expresó.

Antes de convertirse en “El Hombre de Acero”, Henry Cavill ya había intentado ser el superhéroe, pues en el anterior filme “Superman Returns”, dirigido por Bryan Singer, el actor acudió al “casting” y aunque pasó varias pruebas, el papel lo obtuvo Brandon Routh.

“Para la anterior película de ´Superman´ hice la prueba de pantalla y de guión, parecía que todo iba bien, pero pasó el tiempo, supimos que el filme ya no se iba a realizar, fue entonces que llegó Bryan (Singer) con otro guión y yo ya no encajaba en su visión de la película”, recordó Cavill, quien se dijo afortunado de haber tenido una segunda oportunidad para interpretar al personaje.

Henry Cavill señaló que luego de ser “El Hombre de Acero”, su interés como actor es no encasillarse en un sólo personaje, “como actor me gustaría explorar en distintos géneros, y sobre todo, ser un buen contador de historias”.

Finalmente, Cavill señaló que en estos momentos trabaja al lado del director Guy Ritchie, en el filme “The Man from U.N.C.L.E.”, una historia que se desarrolla durante la Guerra Fría y se centra en dos espías, uno de Rusia y otro de Estados Unidos, que combinan fuerzas para luchar contra el terrorismo.

Henry Cavill (1983) descubrió su gusto por la actuación al participar en obras teatrales montadas en su escuela; su primer protagónico lo obtuvo en el filme “Laguna” (2001), dirigida por Dennis Berry, un año después en “El Conde de Montecristo”, de Kevin Reynolds.

Después de actuar en las cintas “I Capture the Castle” (2003) y “Tristán e Isolda” (2006), Cavill formó parte de la serie “Los Tudor” y en 2009 protagonizó la comedia “Whatever Works”, de Woody Allen, e “Inmortals” (2011), de Tarsem Singh.

NTX/NMN/IPB/NFOTO

Cargando...

YAHOO MUSICA EN FACEBOOK